La candidata chilena en el concurso Reina Hispanoamericana de belleza, Valentina Schnitzer, respaldó la demanda marítima de Bolivia y pidió a los políticos de Chile ponerse “una mano en el corazón y tomar decisiones más justas”.

Schnitzer fue una de diez finalistas del concurso celebrado en la ciudad boliviana de Santa Cruz, que terminó con la coronación de la candidata filipina Teressita Seen.

Al ser consultada por el maestro de ceremonias sobre qué mensaje daría a los pueblos de Bolivia y Chile para promover la unidad, Schnitzer reconoció que se trataba de “una pregunta muy difícil porque claramente es una decisión política”.

“Creo que ustedes tienen que saber que el pueblo chileno está con Bolivia, estamos con ustedes, queremos que sigan luchando por sus derechos (…) El mar le pertenece a Bolivia”, sostuvo sorprendiendo al auditorio boliviano que celebró con un aplauso cerrado.

“Yo creo que somos todos hijos de Dios, por lo tanto tenemos que vivir en un planeta más justo. De verdad, los políticos de mi país se debieran poner una mano en el corazón y tomar decisiones más justas por todos”, agregó la representante chilena.

Las declaraciones de Valentina Schnitzer le valieron duras críticas en sus redes sociales: “Tome un libro señorita y eduquese, aprenda bien la historia”, “no representas a tu país habla por ti”, “la corona no vale tanto para haber dicho ese comentario”, “quédate por allá no más que nadie te quiere de vuelta”, “lo que se ganó con sangre de soldados de la patria no se regala”, fueron algunos de los comentarios que le escribieron en Instagram.

En el jurado del concurso estuvo la periodista Claudia Fernández, esposa de vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, uno de los políticos bolivianos más críticos del Gobierno de Chile.

/gap