Tras regresar a primera división, Curicó Unido no lo pasa bien tras caer por 2-0 ante Audax Italiano por la decimosegunda fecha del Transición y restando tres jornadas para el final los Torteros corren peligro con el descenso.

La caída le significó a Curicó quedar en la última posición del coeficiente de rendimiento con su menor número de partidos jugados y mira desde atrás a Santiago Wanderers (1,02) y Palestino (1,04) con un promedio de 1,00.

Con este escenario, l os pupilos de Luis Marcoleta deberán jugarse la permanencia en tres finales contra Huachipato como local, Colo Colo en calidad de visita y cerrarán en casa ante O’Higgins.

De mantenerse colistas en coeficiente de rendimiento, Curicó deberá jugar la promoción contra el ganador del duelo entre San Marcos (subcampeón del Torneo 2016-17) y La Calera (campeón del Transición de la Primera B), siempre y cuando los Cementeros no bajen a Segunda División.

/gap