La coalición militar encabezada por Arabia Saudita acusó el domingo a Irán de ser el responsable del lanzamiento desde Yemen de un misil balístico que fue interceptado sobre Riad , y cerró este lunes todas las fronteras aéreas, marítimas y terrestres con el país vecino, hundido en una cruenta guerra civil.

Inicialmente los rebeldes hutíes, contra los que Arabia Saudita pelea en ese conflicto, se habían adjudicado el ataque. Pero Riad y parte de la comunidad internacional señalan desde hace tiempo a Teherán como principal benefactor de estas milicias chiitas.

Este anuncio y la acusación fueron lanzados en una declaración difundida por la agencia oficial saudita SPA menos de 48 horas después de que Riad interceptara y destruyera un misil balístico en la noche del sábado que tenía como objetivo el aeropuerto.

/gap