Un duro castigo podría arriesgar Mauricio Pinilla, luego de romper la cámara de un reportero gráfico del diario La Cuarta, en el pasado duelo en el que la Universidad de Chile venció el sábado a Santiago Wanderers.

En una jugada durante el primer tiempo, el delantero cayó fuera de la cancha sobre los fotógrafos tras intentar sacar un centro. En su ofuscación, lanzó con fuerza la cámara y destruyó el equipo, situación por la que tras el partido se disculpó lanzando una crítica a la ANFP.

Por este motivo, el Tribunal de Disciplina podría aplicarle el artículo 63 del Código de Procedimientos y Penalidades de la ANFP, que en su punto 9 de la letra B, indica que el causar daño a un bien material ubicado en el recinto donde se efectúa el partido, tendrá una penalidad de uno a seis juegos.

Por Ignacio Soto Bascuñán