A menos de dos semanas de las elecciones del 19 de noviembre, son muchos los candidatos al Parlamento que queman sus últimos cartuchos recurriendo a estrategias de marketing orientadas a la referencia de terceros validadores, es decir, utilizan embajadores o voceros reconocidos a nivel país para poder captar más simpatizantes y votantes en la recta final de la carrera electoral.

En este sentido, durante los últimos días varias candidaturas a la Cámara de Diputados han destacado con este tipo de acciones. Por ejemplo, en el Distrito 10 de Santiago, Providencia, Ñuñoa, Macul, San Joaquín y La Granja), Julio Isamit (Chile Vamos) recibió el apoyo público del mítico jugador de Colo Colo 1991, Leonel Herrera, con quien grabó un video para su campaña. Además, en el Distrito 9 de Conchalí, Renca, Huechuraba, Cerro Navia, Quinta Normal, Lo Prado, Recoleta, Independencia, Jorge Durán (Chile Vamos) sumó a su candidatura a la reconocida cantante Magaly Acevedo.

Desde el Frente Amplio también han aportado con lo suyo, ya que hace algunas semanas Pablo Vidal salió a terreno para hacer puerta a puerta con la actriz Daniela Ramírez (Teleserie Amanda) en el Distrito 8 (Maipú, Estación Central, Pudahuel, Cerrillos, Colina, Lampa y Tiltil). En la misma línea, César Solis del Distrito 13 (San Miguel, Lo Espejo, San Ramón, Pedro Aguirre Cerda, La Cisterna, El Bosque), recibió el apoyo del actor y humorista que triunfo el año pasado en el Festival de Viña del Mar, Rodrigo González, quién llamó a votar por él en un video viralizado por redes sociales.  

Por el lado de los expertos, las campañas con terceros validadores en política serían una buena opción para captar adherentes y votantes, tal como lo comentó Cristián Leporati, Director de Publicidad de la Universidad Diego Portales, ya que “cuando hay un tercer validador que es una marca registrada, que ya se conoce y esa marca apoya una candidatura, ayuda mucho, pero también para poder lograr hacer eso, se necesita un tiempo de difusión, impacto, y cantidad”.

Del mismo modo, también existen variadas herramientas digitales que permiten a los políticos conectarse con la gente y hacer que ejerzan su derecho a sufragio, esto buscando capitalizar el boca a boca y así crear “ciberactivistas”, involucrándoles y generando el “social listening”, que es lograr que las personas transmitan entre sus amigos y conocidos el mensaje del político que se busca comunicar.  No obstante, no es una modalidad muy utilizada debido a desconocimiento e ignorancia por parte de los comandos.

 

En este sentido, el experto en marketing y CEO de la plataforma Tink, Alexander Theis, explicó que “en Chile y en muchas otras partes del mundo, los políticos no comprenden la real importancia de tener una estrategia digital. Actualmente no basta con replicar los esfuerzos comunicacionales del mundo “off line” en el mundo digital, sino que la clave del éxito está en tener un plan específico con objetivos definidos y una estrategia de implementación basada en la “demanda” real del elector.  No hay mayor activo que los embajadores, influenciadores y portavoces que gracias al boca a boca cambian un resultado electoral”.

/gap