Con la firma del documento que dispone los recursos para la restauración de la Casa de Gabriela Mistral de Las Compañías, se estampa un hecho histórico en la memoria cultural de la región de Coquimbo. De esta manera se buscará preservar la esencia de un espacio que guarda los íntimos recuerdos de los primeros años de la carrera intelectual de la poetisa.

Luego de la aprobación de más de 730 millones de pesos por parte del Gobierno regional, desde la Dirección de Arquitectura del MOP estiman que en diciembre de este año se iniciará la ejecución del proyecto, el que estará a cargo de la empresa española “Proyectos y rehabilitaciones Kalam S.A.”, especialista en patrimonio, la que ha restaurado emblemáticos palacios de Europa.

Según cuenta Rolando Manzano, director del Centro Mistraliano de la ULS la idea es recuperar el sentido original del inmueble. “Queremos rescatar su valor patrimonial. Tenemos la ventaja de poder señalar que este sitio de Las Compañías es el que se conserva en mayor estado de originalidad, ya que su máximo cambio es el de la escalera que seguramente fue por temas de seguridad”.

En este sentido, enfatiza en la riqueza cultural de entrar a un lugar de 140 años que se mantiene casi intacto, salvo algunas adaptaciones hechas por particulares que habitaron la casa hasta el 2008. “Queremos mantener lo propio del espacio donde Gabriela Mistral comenzó su carrera docente, su carrera como escritora, su vida intelectual y donde se enamoró por primera vez”, detalla.

Al recorrer la casa que habitó Lucila Godoy Alcayaga entre los 14 y 16 años, la que está emplazada en calle Gabriela Mistral nº 133 del sector de la compañía baja, Manzano destaca la importancia de que después de la restauración, ésta no pierda su significado, ya que según expresa “esto no se trata de entrar a un espacio, se trata de entrar a un tiempo”.

CENTRO DE INTERPRETACIÓN. En la también conocida “Casa azul”, inmueble donde la premio Nobel escribió 45 de sus primeros artículos publicados en la prensa local, todavía se conserva la ventana desde donde ella decía ver el inicio del Valle del Elqui, el sector de Pan de Azúcar y cuando estaba despejado el día, la hermosa bahía de Coquimbo, postales de múltiples inspiraciones de sus obras.

Rolando Manzano afirma que desde el segundo piso del inmueble “es posible hacer esa misma mirada, que es una de las cosas que van a estar incluidas en este centro”, recalcando que “esto no va a ser un museo, será un centro de interpretación”. Cabe precisar que además de la restauración arquitectónica, también se desarrollará un área museográfica, para recordar diferentes pasajes de su vida y obra.

VALOR MISTRALIANO. Por su parte el Intendente de la región de Coquimbo, Claudio Ibáñez, sostuvo que “este es un importante lugar para la región porque aquí vivió Gabriela Mistral. Hoy lo que hacemos es poner en valor a todos los mistralianos y darle dignidad a toda la zona con esta importante inversión, cumpliendo un sueño de más de 29 años. Estamos cumpliendo con el sentido de poner en valor a una de las figuras más importantes de la región y del país”.

Sobre el proyecto, la seremi del MOP, Mirtha Meléndez, informa que si bien se hará una intervención en muros, pisos, techumbres y escaleras, se conservará la originalidad del monumento. “La idea es restaurar esta casa tal cual como hoy día se encuentra, pero con mayor resistencia y estabilidad. Los pisos se van a rescatar en madera, los muros en adobe y se incorporará una tecnología que rescate su antigüedad”. 6001i

GUIÓN MUSEOGRÁFICO

En cada habitación de la vivienda se dispondrá de una sala con diferentes temáticas relacionadas a su trabajo:

Sala 1: historia de las compañías

Sala 2: de Lucila a Gabriela

Sala 3: labor y pensamiento pedagógico

Sala 4: Lucila y el amor

Sala 5: producción: prosa y poesía

Sala 6: el encuentro