Italia se encuentra viviendo una pesadilla realmente imponente e inesperada. Es que el seleccionado cuatro veces campeón del mundo debió afrontar el repechaje frente a Suecia, cayó y se quedó afuera de un Mundial después de 60 años. Tristeza histórica.

Pero las adversidades no terminan ahí para Italia. Es que, al finalizar el partido y en medio de un mar de tristeza colectiva, Gianluigi Buffon, histórico portero de uno de los combinados más poderosos del mundo, no contuvo sus lágrimas y anunció su despedida de su seleccionado.

SE VA COMO UN SEÑOR

Mientras los aficionados italianos abucheaban el himno sueco en el San Siro, el legendario portero le regaló un aplauso profundo como muestra de desaprobación a la actitud de sus compatriotas. ¡Un maestro!

 Es cierto que Italia se jugaba mucho más que un partido de fútbol en Milán ante Suecia, con la necesidad de revertir un marcador desfavorable para clasificarse, con agonía, al Mundial de Rusia.
/GAP
00:00
/
00:33
00:00
Share
Embed

Copy to clipboard: Ctrl+C / Cmd+C

“Ellos estaban bien en lo psicológico y en lo físico. Las grandes tragedias también significan cambios. Me desagrada que mi último partido oficial con Italia haya coincidido con una no clasificación al Mundial”, expresó el portero luego de consumada la catástrofe.

 /gap