Antaño, cuando los sistemas de eleciones no eran los mejores, en donde los conteos de votos no eran los más precisos, surgía la desconfianza y se hablaba de robo en las elecciones.

Películas como Pandilas de Nueva York hicieron gala de aquellos añejos sistemas de elección en donde las personas votaban, solo para rasurarse y así tener la posibilidad de volver a sufragar.

Pero en el marco de las nuevas elecciones, y la precisión de los nuevos sistemas de votación, no existe real espacio para las dudas, aunque eso no impidió que una persona intense literalmente robarse la elección.

Sin ser vocal de mesa, llegó y tomó la urna en el local de votación, sin poder explicar el por qué de su acción. “Tengo que dejar las drogas”, dijo antes de devolver todo.

INSÓLITO: Alguien se quería robar la urna con los votos, “debería dejar las drogas” dijo y se fue.

/gap