Como nunca en otra elección, el proceso electoral 2017 había puesto la lupa sobre las empresas encuestadoras que desde hace meses han intentado adelantar cuál pudiese ser el número de participación ciudadana en estos comicios y, más directo aún, el porcentaje que obtendrían los ocho candidatos presidenciales, aunque siempre dentro de un margen de error.

El zoom a las encuestadoras es una tendencia global, amplificada luego de los sucesivos fracasos que han ido acumulando en el pronóstico de importantes procesos como la elección de Estados Unidos, donde la mayoría apuntaba a Hilary Clinton como triunfadora, o en Inglaterra donde el “Brexit” estaba prácticamente descarado y en Colombia donde se presumía un resultado positivo en el plebiscito por las FARC.

Las encuestas del Centro de Estudios Públicos, de Plaza Pública-Cadem, de CERC-Mori y de Adimark -su última encuesta fue en agosto- aventuraban esta elección entre el 44% y el 49% de la participación electoral y le daban a Sebastián Piñera hasta un 44,4% de los votos frente a Alejandro Guillier que el máximo que obtenía en los sondeos era un 30%.

Finalmente, las cifras fueron bastante distintas a las que pronosticaban: Piñera obtuvo un 36,6%; Guillier, un 22,7%; la candidata del Frente Amplio, Beatriz Sánchez, fue una de las más grandes sorpresas de la jornada con el 20,3% de los votos.

Más atrás, el esperado cuarto lugar lo obtuvo José Antonio Kast con el 7,9% de los votos, casi el cuádruple que le daban las principales encuestadoras en los últimos meses. Mientras, el quinto lugar quedó en manos de Carolina Goic con el 5,9%, seguido muy de cerca con Marco Enríquez-Ominami con 5,7% de los votos. En tanto, Eduardo Artés obtuvo 0,5% de los votos y Alejandro Navarro con 0,4%.

En anteriores elecciones, la encuesta CEP ha sido la que más ha acertado en sus pronósticos electorales, aunque en esta vez haya fallado. En 2013, el Centro de Estudios Públicos dio a la entonces candidata Michelle Bachelet un 45% de intención de voto -en el sondeo de octubre-, quien obtuvo un 46,67% de los votos; ese acierto no se repitió, eso sí, con la candidata Evelyn Matthei, a quien la aventuraban con un 14% de las preferencias y terminó con un 25,01% de los votos.

Escrito por Daniel Martínez para El Dínamo

/gap