Luego de confirmarse una segunda vuelta entre Sebastián Piñera y Alejandro Guillier, la prensa internacional comienza a sacar sus conclusiones y analizar la contingencia nacional.

Si en Chile la sorpresa fue el amplio apoyo a Beatriz Sánchez, para los medios extranjeros lo que más destacó fue el escaso margen entre Guillier y Piñera, a quien la mayoría daba por ganador con la mayoría de los votos.

Medios como El País de España titulaban “Piñera gana la primera vuelta en Chile pero con un margen muy escaso” y hablaban sobre cómo “el expresidente de centro derecha, es el vencedor de la primera vuelta de las elecciones chilenas. Pero ha logrado mucho menos margen del previsto, lo que abre paso a una segunda vuelta muy ajustada el 17 de diciembre. La noticia se producía en la izquierda, donde el candidato oficialista, Alejandro Guillier, veía con sorpresa como un gran resultado del grupo de izquierda Frente Amplio, Beatriz Sánchez, amenazaba su liderazgo”.

Junto a esto el diario español también habla de alta abstención: “Uno de los grandes protagonistas de la jornada electoral fue la abstención. En las presidenciales de 2013 votó el 51%, una cifra que deja a Chile entre los países donde más ha caído la participación. Pero esta vez bajó aún más, y se quedó en el 47%. La participación está bajando en Chile desde 1993, poco después de la recuperación de la democracia, pero fue en 2012 cuando se dispararon las cifras de abstención, cuando el voto pasó de obligatorio a voluntario. En las municipales de 2016 apenas participó el 36% de los habilitados”.

Al otro lado de la cordillera, Clarín de Argentina, destacaba también la sorpresa de Beatriz Sánchez quien consiguió el 20% de los votos y remarcaban lo reñida que estará la segunda vuelta entre Guillier y Piñera.

“Lo cierto es que Piñera obtuvo menos votos de lo que preveían las encuestas, que hablaban de entre 44 y 48%. De todos modos, mantuvo la ventaja de más de 10 puntos sobre su rival, una diferencia que, según los analistas, será difícil revertir en una segunda vuelta” señala Clarín.

En línea con el resto, medios peruanos como El Comercio, indicaban el resultado de Sánchez como la “la gran sorpresa” y como “la tercera fuerza”. Pero no sólo la candidata del Frente Amplio llamó la atención del medio peruano, ya que también destacaron la votación de José Antonio Kast: “Además del resultado inferior a lo esperado de Piñera, el candidato de Chile Vamos (derecha), José Antonio Kast, quien reivindica el legado de la dictadura militar de Augusto Pinochet (1973-1990), obtuvo el 7,88% de los votos escrutados”.

Por su parte, El Mundo titulaba “La izquierda fuerza una segunda vuelta en Chile y frena a Piñera”, en una nota donde destaca que pese a su triunfo en las elecciones, “el ex mandatario conservador Sebastián Piñera ha quedado lejos de superar el 50% de los votos… La irrupción del izquierdista Frente Amplio ha sido determinante para frenar el avance de Piñera y forzar una nueva y disputada contienda electoral”, dice el medio español.

Eso sí, El Mundo también destaca que “Guillier tampoco tiene fácil atraerse aliados. Primero deberá cortejar al Frente Amplio, cuyos dirigentes ya han dejado claro que no le entregarán un cheque en blanco”.

En Brasil, O Globo ya hablaba de las elecciones incluso antes de los resultados, y dedicaba su editorial a los comicios locales en una nota titulada: “Chile confirma nueva tendencia política en el continente”. Allí explica que “en medio de una profunda división en el campo de la izquierda, el desinterés generalizado del elector y los escándalos y el intercambio de acusaciones, los chilenos van hoy a las urnas a elegir al sucesor de Michelle Bachelet.”

Además, decía que “independientemente de los aspectos internos del proceso electoral chileno, el crecimiento de Piñera también se ancla en una tendencia más general en el continente, tras el fracaso de las gestiones de izquierda populista del tipo bolivariano y lulopetista. Los electores parecen preferir ahora una administración marcada por el apoyo a una disciplina fiscal más austera para generar crecimiento económico sostenible, como se vio recientemente en el Perú de Pedro Pablo Kuczynski y en la Argentina de Mauricio Macri”.

Con todo, tras el resultado, O Globo publicó una nota donde dice que tras los votos que obtuvo Piñera, viene una segunda vuelta más compleja que lo anticipado para el candidato de Chile Vamos. En ese sentido, el medio brasileño argumenta que “uno de los factores que habrían afectado la votación del ex jefe de Estado se llama José Antonio Kast, candidato de ultraderecha que alcanzó el 7,9% con un discurso de defensa del pinochetismo y oposición a iniciativas instaladas en la agenda política y social chilena, como el matrimonio gay y el aborto”.

/gap