La Comisión del Juego británico, órgano que regula el mundo de las apuestas en Inglaterra, está investigando al arquero suplente del Sutton, Wayne Shaw, por comerse un sandwich durante el partido de la FA Cup ante el Arsenal del delantero chileno Alexis Sánchez.

“La integridad en el deporte no es una broma y hemos abierto una investigación para establecer exactamente qué pasó”, dijo hoy el director de inteligencia del organismo, Richard Watson, a la cadena BBC.

Shaw, arquero del Sutton y de casi 105 kilos y 45 años, se convirtió en el protagonista del encuentro disputado el lunes por los octavos de final de la Copa al ser enfocado en el banco comiendo mientras en el campo aún se jugaba. El comportamiento del jugador, que pronto se hizo viral, levantó las sospechas de la Comisión del Juego, ya que la casa de apuestas Sun Bets, propiedad del diario “The Sun”, había ofrecido al parecer una ganancia de 8-1 a quien se jugara su dinero a que el arquero comería un sandwich “en vivo y al aire” durante el partido.

“Vamos a observar si hubo alguna irregularidad en el mercado de apuestas y establecer si el operador ha cumplido con los requerimientos de su licencia de llevar a cabo su negocio con integridad”, advirtió Watson. Shaw aseguró al diario “The Daily Mail” que conocía la oferta que había hecho la casa de apuestas. “Pienso que lo hizo poca gente”, dijo. “Obviamente, nosotros no podemos apostar. Creo que (lo hicieron) algunos pocos amigos y algunos pocos fans”.

El entrenador del Sutton, Paul Doswell, lamentó el incidente protagonizado por su jugador. “Ha aprovechado la ocasión para lograr más cobertura mediática”, dijo. “No creo que esto muestre nuestra mejor imagen”. El presidente del club, Bruce Elliot, defendió a Shaw, pero admitió que el arquero había ido demasiado lejos. “Si conocieran al arquero gordito, probablemente no estarían muy sorprendidos. Pero Wayne es un gran hombre”, señaló a la emisora BBC Radio 5.

El Sutton, equipo de la Quinta División, aspiraba a meterse en los cuartos de final de la Copa inglesa, pero la derrota por 2-0 ante el Arsenal, con goles del español Lucas Pérez y Theo Walcott, cortaron su aspiración.

Por Ignacio Soto Bascuñán