La épica remontada ante Liverpool parecía explicarlo todo. Era lógico que, después de ir perdiendo por tres goles, el 3-3 final entre Sevilla y el equipo inglés desatara una explosión de emociones. Pero detrás de todos los abrazos de los futbolistas para su entrenador, en el final del partido en el estadio Sánchez Pizjuán, había algo más y ellos lo sabían: Eduardo Berizzo sufre de cáncer de próstata. Pasada la medianoche en España lo confirmó el portal sevillainfo.es, y de inmediato la noticia corrió dejando un rastro de tristeza y preocupación.

El argentino de Cruz Alta, de 48 años, ex jugador de Newell´s y River, ex ayudante de campo de Bielsa, que se llegó a Sevilla esta temporada para reemplazar a Sampaoli, deberá someterse a un tratamiento para combatir la enfermedad. Fuentes cercanas al club confiaron que se habría detectado con la antelación suficiente como para confiar en una pronta recuperación. De todos modos, los próximos estudios -le contaron a La Nación fuentes desde Sevilla-, permitirán dilucidar si, incluso, no es aconsejable una pronta operación. Se presume que la entidad andaluza emitirá un comunicado oficial en el que anunciará si Berizzo puede seguir o no en el cargo temporalmente.

View image on Twitter

RUEDA DE PRENSA | Berizzo: “Les dije que había que jugar con el alma y mostrar el orgullo que tenemos”

/gap