De cómo una enfermedad mental inexistente supuso el invento del vibrador sexual

Un médico inventó el vibrador en el s. XIX para atender a sus pacientes femeninas víctimas de histeria, una enfermedad mental inexistente que provenía, pensaban, de la irritación del útero.

0
691

La palabra histeria deriva de la palabra griega hustera, útero. Hoy leemos que se trata de una afección psicológica que pertenece al grupo de las neurosis y según los médicos del siglo XIX, se trataba de una enfermedad mental provocada por la irritación del útero, equiparable a otras patologías como la ninfomanía.

La histeria causó una auténtica epidemia en la población femenina blanca de clase media hace algo más de 100 años y es uno de los máximos ejemplos de invalidez de las mujeres por decreto médico.

Joserra Morejón explica en esta charla cómo una enfermedad inventada dio pie a la invención del vibrador terapéutico. Un electrodoméstico que llegó a los hogares antes que la lavadora.

La imagen es del catálogo Sears de 1918, que muestra varios anuncios de vibradores domésticos.

  • Catálogo Sears de 1918 que muestra varios anuncios de vibradores.

Hoy, naturalmente, su fin es de carácter sexual y esto es lo que muestran los catálogos:

/gap