“Loco de Patio”, lo más suave que le dijeron a Di Mondo en Chilevisión

“Él se obnubiló. Se obnubiló con la fama, pero perdió el rumbo. Porque podría haber hecho una propuesta de moda bastante más interesante, pero lamentablemente se pasó de la raya”.

0
321

Una verdadera carnicería hicieron con Di Mondo en Chilevisión, al que trataron de “loco de patio”, “open door”, “horrible”, que “se obnubiló con la fama” y que se “pasó” de la raya. Incluso Felipe Vidal dijo que la estrella de la moda “estaba medio curado, parece”.

El panel del matinal del canal privado -el mismo que invitó a Di Mondo a la gala y lo celebraron con fanfarria en otros programas-, demostró una ignorancia total tanto del personaje, como de las tendencias a nivel mundial.

El pecado para el autodenominado crítico de modas Nelson Beltrán, a quien llaman El Colombiano; para Andrés Caniulef y Pamela Díaz es que el chileno de 33 años que vive en Nueva York, se haya vestido supuestamente con ropa de mujer en el gran desfile a beneficio que se organizó en el Enjoy de Viña –MIRE AQUI LAS FOTOS DE LOS MEJOR Y PEOR VESTIDOS DEL EVENTO-. Aunque eso fue lo demenos que le criticaron. Porque de la ropa pasaron a atacar el físico e incluso la estabilidad sicológica de Di Mondo.

Desde hace tiempo que las diferencias de género ya no son importantes para los diseñadores y casas de lujo que marcan las tendencias internacionales. Desde la italiana Gucci a la británica Burberry dejaron de hacer desfiles separados de hombres y mujeres y unen ambas colecciones en uno solo.

En una de las últimas gigantescas campañas publicitarias de Louis Vuitton, Jaden Smith, el hijo de 18 años de la estrella hollywoodense Will Smith, posó con ropa de la colección femenina de la marca, junto a dos chicas. Y hay grandes reportajes en medios como Vogue celebrando la irrupción en las pasarelas de modelos transexuales como la serbia Andreja Pejic, o intersexo, como la belga Hanne Gaby Odiele.

Además, Di Mondo mantiene un físico saludable con mucho yoga y comida saludable, y no se viste con “ropa de mujer”. Logra que grandes casas de moda, desde Givenchy a Alexander McQueen, adapten para él prendas de sus colecciones femeninas, en una propuesta que ocupó toda una página del New York Times, el diario más respetado. En tanto, esto fueron las opiniones que se dieron en el matinal de CHV:

Andrés Caniulef: “Oye, es verdad que desfiló Di Mondo?”

Pamela Díaz: “Sí, fue horrible”

Felipe Vidal: “Está Di Mondo, lo tenemos. Tenemos las imágenes…”

Díaz: “No lo entiendo”

Felipe Vidal: “¿Qué no entiendes? ¿Su propuesta?”

Díaz: “¿No entiendo por qué desfiló? Es que no sé si esa ropa era para… Era de él…”

Rocío Marengo: “El comentó que a él le dijeron que tenía que ir de plateado y en seguida se hizo ese vestuario -en realidad no se lo hizo Di Mondo. Es comprado, como todo su clóset-”

Vidal: “Ah, se lo hizo rápido entonces. Reaccionó rápido. ¿Y el tipo camina bien en la pasarela o tiene alguna dificultad? Ustedes que son expertas, Pamela”

Pamela Díaz: “Es que sabes que yo creo que hoy en día vemos en pasarelas personajes bastante especiales. Y de hecho, si tú ves a veces que hemos visto pasarelas de mujeres tremendamente flacas, que parecen unas Morticias, que tú dices ‘¿qué está haciendo esta chiquilla ahí?’. Depende del diseñador lo que quiera mostrar y lo que le guste.

“El obviamente iba a mostrar su show, su estilo, todo lo que hemos visto aquí. Todo lo que hemos visto acá en la Quinta Vergara donde él está con el pelo, con sus cosas medias estrafalarias. Llegó, no habla, está súper afónico. De hecho, cuando él se viste, se viste caminando, corriendo casi a la pasarela porque llegó atrasado. Pero él quería hacer eso y se fue después para la casa. Es para que obviamente hablemos”

Vidal: “Fue un espectáculo básicamente”

Rocío Marengo: “Sí, sí, fue como un show. Le dio un toque de color lindo, ¿eh? Diferente. La parte que no se entendió es cuando corrió, en un momento corrió en la pasarela”.

Vidal: “Estaba medio curado parece. Perdona, pero ¿el Colombiano está bostezando? Como que se tapa la boca el Colombiano. ¿No quieres decir algo? ¿O quieres decir algo y no te atreves?”

Colombiano: “Es que estoy tratando de conectar mi lengua al cerebro. Y en esa desconexión no quiero pecar por imprudente”

Vidal: “Ayer estuviste allí, Colombiano, lo viste”

Colombiano: “Sí”

Vidal: “¿Qué te pareció?”

Colombiano: “La verdad… Ya, qué tanto, voy a sacar lo malo que yo tengo en mi ser. En verdad hay que tener muchas agallas y poco criterio, y poco amor propio, porque esto es… Primero es una blusa de mujer, ese peto es para una mujer. Entonces, esta cosa ambigua. Esta cosa… Esta puesta en escena. Porque, en el fondo, era un show que ni sus dos compañeros modelos lo apañaron ni le entendieron, porque la cara de los modelos era ‘qué hacemos con el loco de patio que está aquí y que nadie controla’”

Vidal: “De hecho, cuando va de vuelta y ellos vienen hacia el frente, les trata de dar la mano y como que ellos no…”

Colombiano: “Ellos no, porque además yo creo que él tiene como… Yo creo que la Doctora Cordero debe estarse saboreando con este personaje”

Vidal: “¿En qué sentido, Colombiano?

Colombiano: “En un perfil siquiátrico, porque de aquí, yo creo que de open door ya estamos cerca”

Vidal: “Ok, pero tú estás diciendo que el vestuario era de mujer. Estamos de acuerdo que había una propuesta rupturista. Pero ¿qué es lo malo, digamos? ¿Qué es lo que no corresponde? ¿El vestuario? ¿Su manera de caminar?”

Colombiano: “Vamos a dividirlo. Yo creo que al no tener un cuerpo tonificado, porque los contrastes bonitos de las cosas femeninas en un cuerpo masculino es que sea agradable a la vista. Él no tiene los abdominales marcados, no tiene los brazos. Al no tener una contextura física que atraiga, y que esté sobrepuesta sobre una prenda femenina, que eso sí que sería una verdadera propuesta , como sí pasa en otras partes del mundo, donde los modelos que son atléticamente masculinos, utilizan una prenda femenina”

Andrés Caniulef: “El problema es que en una pasarela se podría haber entendido perfectamente una performance de Di Mondo, pero aquí no hay ninguna propuesta. Esto es simplemente llamar la atención por querer llamar la atención”.

Colombiano: “Hacer el loco”

Caniulef: “Ni siquiera lo voy a calificar: es llamar la atención por querer llamar la atención”

Díaz: “Yo no he visto nada distinto de lo que estamos viendo acá de Di Mondo. Desde el día que llegó a la Quinta Vergara. Y un día lo tuvimos acá sentado. Yo le pregunté a él y, te juro, a lo mejor me desubiqué. Le dije: ‘¿Tú te pagas o te invitó el Festival?’. Y yo pensé que el Festival lo había invitado, le pagaba su habitación, porque se quedó aquí en el hotel el año pasado. Participó en la alfombra roja. Me dijo ‘no. Sólo me invitaron a la gala’. ‘Ah, ¿pero vienes a algún programa?’. ‘No’. Entonces le digo: ‘¿Y a qué vienes?’. Me dice: ‘Vine a la gala y de forma distinta, y a mostrar mi arte y mis cosas y todo’”

Vidal: “Pero fue a varios programas después”

Díaz: “Sí, obvio, y es un personaje porque nosotros tenemos falta de personajes. Nos guste o no nos guste”

Colombiano: “Él no es un ícono de moda, él no es algo a seguir. Él es solamente un personaje que hace propuestas”

Calniuléf: “Él se obnubiló. Se obnubiló con la fama, pero perdió el rumbo. Porque podría haber hecho una propuesta de moda bastante más interesante, pero lamentablemente se pasó de la raya”.

/Glamorama

/gap