Actualmente, un viaje entre Los Héroes, en el centro de Santiago, y el Hospital El Pino, en San Bernardo, toma 50 minutos, que incluso pueden alargarse a una hora si los buses se topan con congestión en arterias de alto tráfico, como la Gran Avenida o Padre Hurtado.

Otra opción para llegar a la comuna del sur de Santiago es el nuevo tren Alameda-Nos, pero sus estaciones quedan lejos del centro asistencial.

Para resolver ese déficit, el Metro de Santiago estudia construir una anhelada extensión de la Línea 2 hacia el sur, desde la actual estación intermodal de La Cisterna hasta la calle Lo Blanco, en San Bernardo, donde está el Hospital El Pino.

Con 5,1 km de extensión, este túnel debería agregar 216.130 pasajeros diarios a la red del tren subterráneo.

El proyecto, que incluye cuatro estaciones, se comenzará a construir en subterráneo, a unos 20 metros de profundidad, durante el próximo año. Con una inversión de US$ 957 millones, se espera que comience a funcionar en 2021, al igual que la prolongación de la futura Línea 3 entre Los Libertadores y Plaza de Quilicura. Ambos proyectos fueron anunciados en 2014 por la Presidenta, Michelle Bachelet.

Para ello, Metro ya inició los estudios de ingeniería que están entregando detalles de la obra. Entre otros, se confirmó que habrá cuatro estaciones, ubicadas en las intersecciones de la avenida Padre Hurtado con Lo Espejo, El Observatorio, Lo Martínez y Lo Blanco. Asimismo, habrá ocho piques para ventilaciones.

Estas estaciones no tendrán puertas de andén, como las implementadas en la nueva Línea 6, porque seguirán el estándar del resto de la Línea 2. Eso sí, Metro contempla utilizar en el proyecto parte de la flota de los primeros trenes que se están montando en Chile.

El subsecretario de Transportes, Carlos Melo, señala que con la nueva extensión de la Línea 2, “se conectan a la red dos nuevas comunas, como El Bosque y San Bernardo. Esto genera un ahorro de tiempo. Se estima que el viaje entre Los Héroes y el Hospital El Pino será de 28 minutos de tiempo de viaje, que es un ahorro importante del actual de entre 45 y 50 minutos o más, dependiendo de la congestión”.

“Discriminación”

La alcaldesa de San Bernardo, Nora Cuevas, dice que el trazado del proyecto representa “una gran injusticia ciudadana. Mientras en todas las comunas el metro llega a las plazas de armas, en la nuestra llega solo a unos metros del límite con El Bosque. Es de esperar que ese gran error de discriminación social hacia mi comuna sea rectificado por el próximo gobierno”.

El subsecretario Melo responde que “al ya tener la conexión de alto estándar con la Línea 1, con el tren Alameda-Nos, la rentabilidad de una conexión adicional se hace más baja. Además, esta extensión abarca una zona oriente de San Bernardo”.

Con este proyecto, la Línea 2 habrá totalizado su cuarta extensión, pues anteriormente creció desde Cal y Canto a Vespucio Norte y desde Lo Ovalle a La Cisterna.

/gap