2.736.563 personas votaron el pasado domingo 19 en la Región Metropolitana. La cifra representa el 48,5% del padrón electoral que dispuso el Servel, y que en el total país supera los 14 millones de chilenos. Si bien estaba entre los pronósticos que por primera vez desde el regreso de la democracia, se traspasara el límite del 50%, de todos modos la cifra superó la proyección de los expertos.

Lo que no fue una sorpresa fue la alta votación que registró el distrito 11, el sector oriente de la capital, la zona más acomodada de la región, y que en el promedio final alcanzó el 61% de participación, a 13 puntos de distancia del total regional. En Vitacura, por ejemplo, la participación llegó al 69%, en Lo Barnechea al 63% y en Las Condes al 62%. La comuna que alcanzó la menor votación en el distrito 11 fue Peñalolén, con un 49%. En esta zona, Sebastián Piñera consiguió el 57% de los votos, muy por lejos de su contendor en el balotaje, Alejandro Guillier, que obtuvo sólo el 11% de las preferencias.

En los otros distritos las cuentas respecto a la abstención no fueron alegres. En el famoso distrito 10, salvo Ñuñoa (61%) y Macul (50,3%) el resto de las comunas no superó el 50% de votación. De hecho, en Santiago, una de las 10 zonas más pobladas del país, el padrón incluía a 312.750 personas, pero sólo votaron 129.634. Allí, la abstención rozó el 60%. En la Granja y San Joaquín también sufragó menos de la mitad de los inscritos.

En tanto, en el distrito 12 -uno de los más grandes del país- se registró una de las cifras de participación más bajas de la Región Metropolitana: el 46,3%. Sólo Pirque y La Florida superaron el 50% de asistentes a los comicios. En el distrito 12, Beatriz Sánchez sacó sólo 7 mil votos menos que Sebastián Piñera, llegando a 107.833.

 En esta zona de la capital se registró una de las cifras más altas de abstención de una comuna en todo el país: La Pintana, con un 63%. La evidente diferencia con respecto al sector oriente de la capital volvió a reactivar la tesis del “sesgo de clase” en las elecciones presidenciales, una situación que podría recrudecerse aún más en segunda vuelta, en especial, con el sistema voluntario.

En el distrito 8 -el más grande de la región, con más de un millón de electores en el padrón- separando a Maipú (48,9%), el resto de las comunas de la zona superó largamente el 50% de abstención.

 Contrastes de zona sur: dos de las regiones con mayor votación (O’Higgins y Del Maule) y con la más baja (Aysén y Magallanes)

En la primera vuelta presidencial, el sur votó más que el norte: desde Arica hasta Valparaíso, el promedio de participación alcanzó un 42,2%, mientras que desde O’Higgins hasta Magallanes, la misma cifra llegó al 44%.

Ese es uno de los datos que dejaron los comicios del pasado domingo 19, y que encontró en la región del diputado Gabriel Boric y la senadora y ahora ex candidata presidencial Carolina Goic a la más alta abstención: un 61,5%. En la región de Tarapacá, en tanto, la abstención llegó al 59,9%.

En contrapartida, descontando a la Metropolitana, en las regiones del Maule y O’Higgins se registraron los menores índices de abstención, con un 52% cada una. En ambas zonas el candidato presidencial de Chile Vamos Sebastián Piñera se quedó con el primer lugar, rozando el 40% de las preferencias, en una de sus mejores votaciones a lo largo de Chile.

Uno de los datos que más llama la atención es que sólo en una capital regional se registran cifras por debajo del 50% en cuanto a la abstención. Se trata de Talca, en donde según el padrón electoral del Servel estaban habilitadas 174.921 personas, y participaron 88.263. Otra buena votación ocurrió en Concepción, con el 48,2% de participación.

En el Biobío está la segunda mayor cantidad de votantes según el padrón electoral del Servel, con 1.708.499 personas.

En la parte baja de la tabla están Punta Arenas y Aysén. Ambas ciudades apenas alcanzaron el 40% de asistencia a las urnas el pasado domingo. En ambas zonas el triunfo se lo llevó Sebastián Piñera, aunque en el extremo sur Beatriz Sánchez y Alejandro Guillier obtuvieron buenas votaciones. La buena votación de la candidata del Frente Amplio podría profundizar la cifra de abstención en ambas ciudades.

Otro lugar que resulta una incógnita respecto al rendimiento que puede registrar el próximo 17 de diciembre es Valparaíso. En esa ciudad están habilitadas según el Servel poco más de 285 mil personas, y el pasado domingo llegaron a votar 120 mil (42,2%). En el puerto, Beatriz Sánchez obtuvo una de las diferencias más altas por sobre sus contendores en la carrera presidencial, con un 36%, a 10 puntos de ventaja de Sebastián Piñera y a casi 20 puntos del abanderado de la Nueva Mayoría.

/gap