La Bolsa de Santiago cerró con una fuerte baja este miércoles, luego de que se aprobara el retiro de fondos de pensiones en la Sala de la Cámara de Diputados.

El IPSA, principal indicador de la plaza bursátil, cedió 3,31%, hasta los 4.042,55 puntos, baja que se vio principalmente influída por el fuerte retroceso anotado a partir de las 14.40 horas, justo después de que se aprobara la iniciativa que ahora pasará a su discusión en el Senado.

Bloomberg, en un análisis previo, indicó que las AFP venderían sus activos más líquidos, comenzando por la renta variable internacional, antes que los bonos locales.

Según Marco Correa, economista jefe en Bice Inversiones, si toda la gente efectivamente retira su 10%, entonces las AFP tendrían que vender unos US$10.000 millones en renta fija local, “generando un efecto de 30 puntos base de alza aproximadamente (en las tasas), que sería de una sola vez”.

Las AFP tienen poco más de la mitad de sus US$200.000 millones en activos en renta fija local y las administradoras posiblemente optarán por mantener esta proporción sin cambios.

En otro análisis, Credicorp prevé salidas de hasta US$9.100 millones, según un informe de Andrés Cereceda. Scotiabank, en tanto, calcula ventas de hasta US$2.800 millones sólo en bonos de Tesorería en moneda local, de acuerdo a un reporte de su economista jefe en Chile, Jorge Selaive.

Todo los papeles del IPSA terminaron esta sesión con números negativos, presentando las principales caídas Andina-B (-5,79%), BCI (-5,11%) y Falabella (-5,04%).

/psg