Recién ayer, al cumplirse el día 12 de la huelga en Minera Escondida, la empresa y Sindicato N° 1 retomaron las negociaciones en busca de una solución al conflicto, que mantiene detenida la faena de cobre más grande del mundo.

Esto, porque ambas partes accedieron a la propuesta de “mediación oficiosa” realizada por la Dirección del Trabajo y llegaron a las oficinas del organismo gubernamental en Antofagasta para acercar posiciones.

Pese al alentador paso de retomar las conversaciones, el diálogo no prosperó y las partes mantuvieron posturas bastante alejadas que complican, en el corto plazo, el arribo a un consenso.

“La empresa dice estar con disposición al diálogo, pero lamentablemente ha ratificado en la mesa que no va a hacer ningún cambio en lo que ya dijeron. Insisten en restablecer cláusulas que no existen en nuestro contrato colectivo, insisten en utilizar los tiempos de descanso dentro y fuera de la jornada laboral”, señaló el vocero de los trabajadores, Carlos Allendes, tras dos horas de reunión.

Añadió que, tras el fracaso del primer intento de aunar posturas desde el inicio de la paralización -el 9 de febrero pasado-, los dirigentes volverán al campamento que tienen montado alrededor de la faena.

Allendes sostuvo que los trabajadores están dispuestos a volver a dialogar para buscar un acuerdo, “pero cuando realmente (la empresa ) cambie su postura”, dijo. “Si no la quieren cambiar, no hay nada que conversar”, recalcó.

Opinaron que debe ser la minera la que explique el “fracaso” de las negociaciones. Por otro lado, los representantes de Escondida declinaron hacer comentarios al salir de la reunión.

El Sindicato N° 1 -que agrupa a 2.500 trabajadores, casi la totalidad de los operarios- pide, al menos, mantener los beneficios del contrato colectivo que venció el 31 de enero, que estos se hagan extensivos a los trabajadores que se integren en el futuro a la compañía y que no se extiendan las jornadas laborales.

Además, el primer petitorio de los operarios incluyó un bono por término de negociación (BTN) de $25 millones y un reajuste del 7%.

En la respuesta la minera, operada por BHP Billiton, declaró que mantuvo “casi la totalidad de los beneficios”, ofertando un BTN de $8 millones líquidos y cero reajuste salarial. Este último punto está en línea con los acuerdos alcanzados entre Codelco y sus trabajadores en Chuquicamata en la negociación adelantada de diciembre.

Bloqueos

Las diferencias entre la compañía y el sindicato comenzaron, incluso, antes de la reunión organizada por la Dirección del Trabajo.

La empresa había condicionado su asistencia a la cita al fin del bloqueo al acceso a la mina, del que acusan al sindicato, para permitir de ese modo el cambio de turno de trabajadores contratistas y supervisores.

“Por más de una hora estuvieron detenidos los 112 trabajadores, tanto propios como contratistas, antes de que el Sindicato N° 1 decidiera levantar el bloqueo y les permitiera el acceso a faena, logrando un cambio de turno parcial. Asimismo, le fue impedido el acceso a 21 contratistas, quienes debieron regresar a la ciudad”, denunció ayer la firma.

“Creemos que llevar a cabo este cambio de turno, aún de forma parcial, es un avance que nos permite resguardar la seguridad e integridad de las personas e instalaciones. No obstante, mientras continúen los bloqueos, siguen sin darse las condiciones de legalidad mínimas que permitan retomar el diálogo con respeto”, añadió el vicepresidente de Asuntos Corporativos de Minera Escondida, Patricio Vilaplana.

Desde el sindicato negaron la versión de la compañía, señalando que no existen tales bloqueos. “Solo un grupo de trabajadores se ha limitado a verificar que en los vehículos de la empresa no ingresen trabajadores afectos a la huelga u otros trabajadores mediante los cuales se intente violar la ley (rompehuelgas)”, dijeron.

Recalcaron que “gozan de pleno acceso aquellos trabajadores destinados a cumplir funciones de supervisión de servicios mínimos, personal de seguridad industrial, salud y saneamiento, brigadas de accidentes, personal de alimentación y limpieza”.

Duración
Hoy se cumple el día 13 de la paralización de Minera Escondida, en la Región de Antofagasta.

$25 millones
es el monto del bono por término de negociación solicitado por los trabajadores de Escondida.

$8 millones
fue la gratificación por fin de conflicto ofertada por Minera Escondida.

7%
fue el reajuste solicitado por el sindicato en el petitorio entregado a la faena operada por BHP Billiton en diciembre pasado.

US$ 20 mills.
suman los ingresos que dejaría de percibir Escondida por cada día de paralización, según calculó el sindicato.

100 mil toneladas
dejaría de producir Minera Escondida si la paralización se mantiene un mes.

48 meses
es la duración del nuevo contrato colectivo que propuso la minera a los trabajadores.

/EConomiaynegocios

/gap