A través de una carta a los militantes, el diputado Matías Walker presentó su renuncia al cargo de primer vicepresidente de la Democracia Cristiana debido al cuestionamiento de un sector de la falange a su legitimidad para dirigir el partido, luego de la derrota de Carolina Goic en los comicios presidenciales del 19 de noviembre.

El parlamentario se encontraba liderando el partido, luego de que Goic renunciara al cargo tras alcanzar el quinto lugar de las preferencias en las elecciones. Al día siguiente de los comicios, la senadora le agradeció a Walker por “la disposición y compromiso con el partido por quedarse en la conducción”. Pero esto generó el rechazo de una parte de la falange que aseguró que al presidente había que elegirlo, tal como lo indican los estatutos. 

En la misiva que fue enviada hoy al secretario general del partido, el parlamentario explica que quienes lo han cuestionado a través de medios de comunicación “nunca me manifestaron de manera directa” la falta de apoyo para continuar representándolos.

“Esta falta de confianza me obliga a presentar mi renuncia inmediata e indeclinable al cargo de primer vicepresidente nacional del Partido Demócrata Cristiano”, indica.

Además, Walker aprovechó para agradecer a Goic por la invitación a integrar su directiva. “Con orgullo formé parte de un bonito proceso de restauración de los ideales históricos de nuestro partido. Fui testigo como nuestros militantes de base, los mismos que siempre sustentaron el apoyo a Carolina, volvieron a salir a la calle con convicción, en defensa de nuestros ideales”, dijo.

/gap