La Brigada Investigadora del Crimen Organizado de la PDI (Brico) detuvo a Roberto Martínez, un funcionario de la Municipalidad de San Ramón, luego de haber sido sorprendido comprando municiones en un auto robado.

La detención es un nuevo problema para el alcalde Miguel Ángel Aguilera, quien se encuentra investigado por la Fiscalía Sur por presuntos contratos en el municipio con narcotraficantes.

“Estaba a cargo del tema de los recintos deportivos”, dijo la vocera de la municipalidad descartando que se trate de uno de los jefes del departamento de seguridad ciudadana.

La fiscalía solicitó la medida cautelar de prisión preventiva durante la audiencia de formalización.

/gap