Resulta desconcertante que la actual ministra secretaria general de Gobierno, Paula Narváez, organice ruedas de prensa cada vez que el candidato de Chile Vamos, Sebastián Piñera, opina o expone ideas sobre su eventual futuro gobierno. Un ministro de Estado se define en la Constitución Política como un colaborador directo e inmediato del Presidente de la República en el gobierno y administración del Estado.

De modo que toda declaración que exponga la ministra en la actual contienda electoral está fuera del ámbito de sus competencias, lo que es especialmente grave al utilizar de plataforma el Palacio de La Moneda y todos los símbolos republicanos del gobierno de la nación.

Carta de Pedro Anguita al diario El Mercurio

/gap