Colo Colo consiguió un triunfo que puede ser clave. Los albos vencieron a Everton en Viña del Mar por 2-3, en un duelo marcado por el error de Eduardo Lobos en el segundo tanto albo y el gol de último minuto de Octavio Rivero. Un partido que puede valer un título.

Fue un duelo muy dinámico el que protagonizaron Everton y Colo Colo, algo que quedó demostrado desde el inicio de partido, cuando Valdivia filtró un balón para Rivero, que encontró un buen achique de un Eduardo Lobos que sería protagonista más tarde.

Tras cartón llegó la apertura del marcador. Gran jugada colectiva de los ruleteros que terminó con Mugni rematando y Orión conteniendo, para que en la segunda pelota apareciera Patricio Rubio y en el minuto 4 pusiera en ventaja a los viñamarinos.

La alegría duro poco eso sí, porque en el minuto 18, tras un tiro de esquina, Colo Colo capturó el segundo balón y encontró mal parada a la defensa evertoniana, algo que aprovechó el defensor Julio Barroso para clavar un remate cruzado y poner la igualdad parcial.

De ahí en adelante el partido fue de ida y vuelta y con alta intensidad, situación que se vio reflejada en el segundo tiempo.

Colo Colo ya controlaba el juego y se encontró con un regalo de Eduardo Lobos. El jugador formado en los albos cometió un error evidente en un remate de media distancia de Jaime Valdés que no revestía mayor peligro, y vio como el balón ingresaba en su pórtico para el 2-1 a favor de la visita.

De ahí en adelante Everton poco a poco se hizo del control del juego, y comenzó a meter a Colo Colo en su propio arco. Así, tras un tiro libre desde la izquierda Raúl Becerra le ganó el cabezazo a Matías Zaldivia, y puso la igualdad 2-2.

Con mucho amor propio, Everton fue en busca del tercero. Sin posibilidad de cambios y evidentemente lesionado por una entrada de Zaldivia, Patricio Rubio decidió jugar los últimos minutos de partido para intentar buscar una victoria que les diera la punta del Transición.

Pero llegó el minuto 90, cuando cayó un centro desde la izquierda del ataque albo que encontró muy abierta a la defensa evertoniana, y que Octavio Rivero concretó con un remate cruzado para el 3-2 que le dio a Colo Colo un triunfo que puede valer el título del Transición.

/gap