Arsenal tenía la misión de quedarse con los puntos en su visita a casa de Burnley.Es por ello que Arsene Wenger no se guardó nada y envió a su mejor contingente al terreno de juego, encabezado por Alexis SánchezPrecisamente fue el chileno el héroe visitante, tras lograr la única cifra del cotejo, gracias a un penal ejecutado en los descuentos.

Sin embargo, su objetivo pronto dio cuenta de un duro escollo: el impecable cerrojo defensivo de los locales, que determinó un pálido 0-1 en favor de los Cañoneros. La táctica y la concentración fueron la principal arma para derribar, una y otra vez, los tibios embates de los Gunners.

Alexis Sánchez también sufrió con aquel sistema y sucumbió al igual que sus compañeros. Solo un par de llegadas salieron de una norma casi establecida: el estricto juego defensivo.

Sin embargo, cuando ya todos pensaban en la igualdad, el juez cobró un dudoso penal en los descuentos, que fue ejecutado sin  problemas por el chileno

Este resultado dejó al Arsenal con 25 unidades, en el sexto lugar de la Premier League, tras la disputa de 13 jornadas.

Ver video:

/gap