El Confederación de Trabajadores de la Salud, Confusam, reiteró su rechazo al acuerdo alcanzando entre el gobierno y la Mesa del Sector Público para reajustar en 2,5% nominal los sueldos, pero aclaró que optó por deponer el llamado a paro.

El gremio sostuvo que el reajuste, equivalente a un alza de 0,7% real, “para un trabajador público con ingreso promedio de $400.000 le significa un mayor sueldo de $2.800 al mes, es decir, $94 diarios, una miseria que ni siquiera da para migaja.

En este sentido sostuvo que “para la Confusam al término de esta negociación, la última del actual gobierno, no hay nada que celebrar, muy por el contrario y solo esperamos que aquietadas las aguas, la Mesa del Sector Público, sus dirigentes, realice una evaluación a fondo del proceso y extraiga las lecciones correspondientes de cara a próximas negociaciones”, indicó el gremio mediante un comunicado.

Añadió que “dado el término de la negociación del modo señalado, la Confusam sometió a debate y votación de sus federaciones en el país la opción de mantener o no el llamado a paro nacional de actividades efectuado para caso de fracaso en las negociaciones. Realizado el debate y efectuada la votación, el resultado ampliamente mayoritario es que se depone el llamado a paro nacional de la APS municipal y se orienta a las bases en todo Chile a retomar la actividad laboral normal el lunes 27 del corriente”.

Tras ocho horas de negociación el gobierno y los trabajadores de la Mesa del Sector Público alcanzaron ayer acuerdo luego que el gobierno elevara su oferta de un aumento de 2,1% a 2,5%. Inicialmente los trabajadores habían solicitado un reajuste de 6%, mientras que la primera oferta del gobierno fue de 1,9%.