En shock, así se encuentra Rosa Cayupe, una de las integrantes del grupo de Tirúa que viajó a Icalma y que en el último minuto decidió bajarse del bus que se accidentó en La Araucanía.

“Yo subí al bus, estuve arriba casi unos veinte minutos, pero me bajé. No sé por qué me dio un presentimiento. Le dije a Prosperino (uno de los fallecidos) que nos bajáramos. Pero él me dijo que no y se quedó”, explicó la mujer a Diario La Estrella.

Una de las cosas que no le gustó a la mujer fue el estado del bus, “iba roto en una parte, estaba viejo y no era el que nosotros habíamos arrendado, el que se nos había dicho. Por ejemplo, no se podían ni abrir los maleteros para echar los bultos”, indicó Cayupe.

Junto con esto, Rosa contó que el bus llegó dos horas tarde a Tirúa el día que iniciaron el viaje y eso fue otra de las razones porque las que le dijo al chofer que se quería bajar.

El accidente se registró pasadas las 18:00 del sábado en la ruta que une Victoria con Curacautín, tras el cual hubo 10 muertos y cerca de una veintena de heridos.
/gap