El ministro de Salud, Enrique Paris, condenó enérgicamente este miércoles los desórdenes y la violencia que se registraron anoche en distintos puntos del país y remarcó que para enfrentar el coronavirus “necesitamos unidad”.

Así, en el balance diario que realiza el Gobierno desde el Palacio de La Moneda, Paris sostuvo: “Para responder a este desafío necesitamos unidad, más que nunca responder como hermanos a esta gran responsabilidad que nos convoca a todos ante este escenario de pandemia, donde queremos cuidar la vida y la salud de las personas”.

“Condenamos la violencia con mucha fuerza, ya que esta situación de violencia que hemos visto en el país y en Santiago pone en riesgo la salud de las personas. La violencia y los desórdenes son inmorales desde mi punto de vista y, en la situación actual, además, agravan los problemas de salud, debilitan la capacidad de respuesta de la sociedad y obviamente que aumentan el desafío de combatir la pandemia”, remarcó el titular de la cartera de Salud.

En esa línea, el ministro enfatizó que aquellas personas que producen desórdenes públicos afectan la estrategia actual de salud del país y “atentan contra su propia salud y la de toda la población y de sus familiares”.

Asimismo, indicó que “esta situación grave de violencia, de atentado contra los derechos de los 9 millones de personas que sí están en cuarentena, afecta también a los trabajadores de la salud que están luchando contra el coronavirus (…). Mientras unos arriesgan su vida e incluso la de sus hijos, otros salen a protestar, destruyen, vandalizan la ciudad y obviamente, al no cumplir las normas sanitarias, favorecen la propagación viral, rompen la cadena de trazabilidad y la cadena de atención”.

Consultado por el llamado del ministro Gonzalo Blumel a condenar la violencia de forma transversal, Paris expresó: “Llamo a toda la población, a todos los habitantes del país, ya sean chilenos o extranjeros, a condenar la violencia”.

“La violencia no conduce a nada, solo ‘el amor es fecundo, el odio nada engendra’, decía don Arturo Alessandri. Tenemos una historia de gloria y de derrotas y dolores y llantos, yo creo que en este momento, en que estamos luchando contra una pandemia, no podemos tolerar estas actitudes. No vamos a tolerar estas actitudes”, enfatizó, sumando que “sería muy positivo para la sociedad que en este caso condenáramos unánimemente la violencia”.

Por último, el ministro hizo hincapié en que “tenemos que pedirle a la población que si quiere protestar lo haga pacíficamente, por los medios que corresponde, pero el vandalismo, la destrucción, el no cumplimiento de las normas sanitarias, nos va a conducir a retrocesos graves en el manejo de la pandemia (…). Con vandalismo, con destrucción, con odio, no se logra nada”.

/psg