Fuerte golpe para Kika Silva. Gala Caldirola protagonizó una de las sesiones de fotos más sensuales y bonitas de los últimos años de candidatas a reina del Festival de Viña del Mar.

La española que le robó el corazón al futbolista Mauricio “Huaso” Isla llegó hasta la playa Los Cañones dispuesta a dejarlo todo en la arena y el mar.

Acompañada por su “jefe de campaña”, Michael Roldán rojo como Pancora, y su mini staff, la chica reality quedó solo con una humilde túnica de malla tono piel que la cubría apenas.

Debajo de la ínfima prenda, una tanga, y arriba nada. Ni siquiera esos “parches” con que todas las chicas sexy de la televisión se cubren. Gala ama el mar y se lanzó así a las aguas.

Jugó, saltó, disfrutó del océano frío mojando su bronceado. Y de pronto, la luz, el movimiento, provocaron que lo que cubría su escote cediera. Que perdiera su posición. Se transparentara. El fotógrafo de Agencia Uno captó el precioso mini topless. Una postal que hará que su escuadrón de seguidores la amen aún más.

/psg