El cabo 2° Juan Carlos Farías Ovando, de le Tercera Comisaría de Alto Hospicio, fue uno de los cuatro ex carabineros que fueron detenidos el pasado viernes por la desaparición de 28 armas de fuego desde las dependencias de la Autoridad Fiscalizadora de la Primera Comisaría de Iquique.

El ex funcionario policial, que hace aproximadamente un año desarrolló labores en la Primera Comisaría de Iquique y que posteriormente fue trasladado hasta la Tercera Comisaría de Alto Hospicio, fue quien alzó la voz tras ser procesado por en la Fiscalía Militar por el fiscal Jaime Arriagada, y desde donde salió rumbo a la Subcomisaría de Fuerzas Especiales para cumplir con su prisión preventiva.

Según consignó el diario La Estrella de Iquique, Farías Ovando expresó que “yo no he hecho nada, me están culpando de algo que yo no he sido, saquen fotos… soy inocente, esto es Carabineros de Chile, así nos tratan… ocho años le di a la institución y así me tratan… hoy me voy a matar, se los digo al tiro, para que ese fiscal se pudra en la cárcel”, señaló el ex funcionario policial.

/gap