Un buen triunfo por 3-1 como local obtuvo el Bayern Munich ante el Hannover y se confirmó como exclusivo líder de la Bundesliga. Arturo Vidal actuó durante todo el encuentro, marcó la primera cifra con un cabezazo y destacó en el funcionamiento de los bávaros, frente al equipo de Miiko Albornoz, quien vio acción a minutos del pitazo final.

Durante el comienzo de las acciones, la superioridad futbolística y el deseo por lograr la victoria desde el inicio fueron mucho mayores en el Bayern. El cuadro de Vidal atacó insistentemente y en esta faceta el chileno fue importante: permanentemente se desdobló en ofensiva para generar peligro en el área rival.

Por lo mismo, no sorprendió que el elenco local se pusiera en ventaja. Fue precisamente Vidal quien abrió el marcador. El volante de la Roja, en una de sus tantas apariciones en ataque, cabeceó un centro desde la derecha e intentó pivotear. Robert Lewandowski no llegó a la asistencia, pero la pelota entró junto al palo, en el minuto 16.

La primera cifra del encuentro no aminoró el interés de los bávaros por ampliar el tanteador. El Bayern continuó atacando y pareció obtener un premio justo a su insistencia. Lewandowski anotó tras un centro y en un comienzo el tanto fue validado. Pero luego el árbitro del partido anuló el gol.

El Hannover solo se dedicó a contraatacar. En una de sus escasas llegadas consiguió la sanción de un penal en su favor. Niclas Fullkrug ejecutó la falta en segunda instancia, pues en la primera oportunidad el tanto fue anulado por invasión al área, y sorpresivamente falló. Sin embargo, instantes después la visita sí pudo igualar el marcador: a los 34′, Benschop puso el 1-1.

Después del descanso parecía que el Bayern no encontraba las armas ofensivas para vulnerar la seguridad defensiva del Hannover. La velocidad de Kingsley Coman y la dinámica e ímpetu de Vidal no resultaban suficientes para mover el tanteador.

Hasta que en el minuto 66 Coman logró concretar una de sus opciones de gol. Apareció por la izquierda y se despachó un violento disparo a quemarropa que vulneró la resistencia de Tschauner, arquero visitante que había sido uno de los mejores del partido.

Ver video:

/gap