La Brigada de Investigaciones Policiales Especiales de Los Ángeles, encontró cuatro autos que no fueron devueltos a un rent a car de la ciudad, y que según informó la PDI, eran utilizados como Uber en Puerto Montt.

Al respecto, el jefe de la Bipe, comisario Erick Muñoz, apuntó que “el imputado había establecido un contrato de arriendo de seis vehículos con esta empresa.

Una vez finalizado el mismo, los automóviles no fueron devueltos, recibiendo así la denuncia y comenzando la investigación”.

Las diligencias de la policía civil continúan para establecer el paradero de los otros dos vehículos que continúan desaparecidos, así como también del imputado de 31 años oriundo de Mulchén.

Se estima que el daño ocasionado asciende a los $50 millones, que corresponden a vehículos de la marca Chevrolet, Ssangyong, Mitsubishi y Mercedes Benz.

/gap