18 de Febrero del 2017/MENDOZA Un bus de la empresa chilena Turbus que provenía de Mendoza a Santiago volco en el kilometro 1223 de la ruta RN7 en el sector conocido como la curva del Yeso en la frontera entre Chile y Argentina, según las autoridades argentinas hay 19 muertos y seis de ellos serian chilenos. FOTO:AGENCIAUNO/XINHUA

A cinco días de ocurrida la tragedia en el cruce de Chile a Mendoza, donde un bus de la empresa Turbus se accidentó dejando a 19 personas fallecidas y cerca de 20 heridos, la empresa admitió la responsabilidad del conductor por haber sobrepasado los límites de velocidad.

Así lo indicó el gerente de Comunicaciones de la compañía de transportes, Victoriano Gómez, quien sostuvo que ya hay “una aproximación bastante más clara de lo sucedido, en términos de que él (Francisco Javier Sanhueza) transgredió un límite de velocidad”. 

En declaraciones consignadas por Cooperativa, el ejecutivo agregó que “eso es lo que hemos podido recabar de acuerdo con la investigación que se lleva a cabo. Él reconoció culpa, pidió disculpas públicas por eso y nosotros lo que esperamos, como empresa, es que se llegue a un veredicto objetivo”. 

Sanhueza continúa detenido en la comisaría Luján de Cuyo en Mendoza, luego de que fuera imputado por el Ministerio Público trasandino por el delito de homicidio simple con dolo eventual, lesiones gravísimas, lesiones graves y lesiones leves.

Por otra parte, Gómez indicó que se prestará ayuda psicológica al conductor que según efectivos policiales argentinos, habría manifestado en varias oportunidades su intención de suicidarse. “Se le va a brindar en su oportunidad, toda la contención psicológica, independiente de los resultados de la investigación y de la sentencia”.

/La Tercera

/gap