“Para el 40% queremos llegar a terminar con la deuda. Eso significa que el Estado se hace cargo. Para siempre”.

Esa fue la frase del candidato de La Fuerza de la Mayoría y la DC, Alejandro Guillier, que generó la gran duda respecto a su propuesta referida a la condonación del Crédito con Aval del Estado (CAE) en medio del debate radial organizado por la Asociación de Radiodifusoras de Chile (Archi)

Esto porque finalizado el encuentro en que se enfrentó al abanderado de Chile Vamos, Sebastián Piñera, su coordinador programático, Osvaldo Rosales debió explicar ante la prensa los detalles de la mayor promesa estudiantil del candidato.

Según se había señalado con anterioridad, la propuesta de Guillier considera que mientras el deudor pertenezca al 40% más vulnerable tendrá suspensión de la deuda mientras permanezca en ese status, y si sale de esa posición económica -gracias a una evaluación que se le hará a año a año- por el aumento de sus ingresos, deberá pagar.

“La condonación es permanente mientras la persona persista en el 40%. Cuando un egresado obtiene empleo los datos muestran que sale de ese 40% y por lo tanto va a empezar a pagar solo hasta el 10% de sus ingresos.

Y al cabo de 10 años esa deuda se extingue”, declaró Rosales. Así, insistió en que “es para siempre mientras la persona permanezca en el 40%”.

Consultado sobre si el candidato se equivocó o explicó de forma errónea la propuesta, el coordinador indicó que “no se equivocó. Pero si quedó esa impresión, yo estoy dando la explicación”.

Cuestionamientos de Piñera

Ante esta situación, el abanderado de Chile Vamos también salió a cuestionar a Guillier por “lo confuso” de sus declaraciones. “La propuesta ha sido muy confusa porque él a veces habla de que va a dar facilidades, otras veces dice que va a condonar, hoy dijo que iba a condonar, ayer había dicho que no iba a condonar. La verdad es que yo creo que fue una propuesta muy improvisada”, dijo.

Además indicó que “lo más importante, un buen Presidente tiene que saber priorizar (…) no puede simplemente quedar atrapado de los que marchan y los que más protestan”.

/gap