Renovación Nacional llegó hasta la Contraloría para denunciar al gobierno ante la Contraloría para que investigue si la agenda de actividades públicas de la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, “se ha ajustado al deber legal de probidad y prescindencia política de las autoridades, en el marco de la campaña electoral presidencial”.

El presidente de RN, Cristián Monckeberg, dijo que existe “una nueva forma de intervencionismo electoral donde, amparada en la impunidad, ente caso la Presidencia de la República y el gobierno, aprovechan todo el aparataje comunicacional, todos los recursos públicos, de La Moneda para apoyar una determinada candidatura”.

El legislador además criticó que en las inauguraciones en las que participa la Mandataria “se camufla el apoyo a Guillier”, y enfatizó que las intervenciones de la vocera Paula Narváez también apuntarían a lograr este objetivo.

“Aquí no hay solamente palabras, hay recursos públicos. Hay un aparataje comunicacional detrás y hay toda una puesta en escena que busca levantar la imagen del gobierno, que me parece muy bien, y potenciar la imagen de Alejandro Guillier”, dijo el diputado

/gap