De acuerdo con información de El Mercurio, la empresa de transporte privado Uber, incorporó una serie de medidas, dentro de una nueva política de seguridad.

Entre ellas, ya no será posible solicitar un traslado para un tercero y será siempre el titular de la cuenta quien deberá usar el servicio, en compañía de las personas que estime conveniente.

En caso de que la persona necesite un vehículo para otro, el usuario deberá utilizar una característica especial de la aplicación.

También la compañía fijó como política, la imposibilidad de que los menores de 18 años se trasladen solos y deberán viajar siempre con un adulto responsable.

/gap