El juez brasileño a cargo del caso de corrupción “Lava Jato”, Sergio Moro, admitió el miércoles que las consecuencias globales de las confesiones de la constructora Odebrecht, que reconoció pago de sobornos a cambio de obras públicas en Latinoamérica, aún se desconocen.

Moro, quien participa en Lima de un seminario sobre corrupción y estado de derecho, se refirió a los acuerdos de delación premiada con la justicia que han suscrito constructoras brasileñas envueltas en pago de coimas a funcionarios y políticos en el continente.

Entre los casos que se investigan, en Chile están los aportes hechos a Marco Enríquez Ominami y la propia presidenjta Michelle Bachelet

Fuente/Infobae

/gap