La Policía israelí volvió a incrementar la seguridad ante las nuevas protestas violentas tras la nueva convocatoria por parte de las facciones palestinas de un nuevo Día de la Iraen protesta al reconocimiento de Donald Trump de la ciudad como capital de Israel. Hubo fuertes choques en la frontera de Gaza y en la ciudad cisjordana de Ramallah.

En Jerusalén, el acceso a la Explanada de las Mezquitas se mantuvo abierto de manera normal y sin restricciones de edad para los musulmanes que asisten al rezo de los viernes al mediodía, el principal de la semana, informó el portavoz de la Policía israelí, Micky Ronsenfeld.

Se ha desplegado un dispositivo de seguridad de “cientos de agentes de la Policía y de la Guardia de Fronteras” dentro y fuera de la Ciudad Vieja, donde está la Explanada, informó el portavoz, que advirtió que si se producen “protestas ilegales esta tarde, las unidades policiales responderán si es necesario“.

/gap