El presidente de Bolivia, Evo Morales, expuso públicamente su apoyo a la restricción hecha por Cuba a la entrada hacia la isla de Mariana Aylwin, argumentando que dicha acción “hace respetar la dignidad del pueblo latinoamericano”.

Usando su cuenta en Twitter, el mandatario dijo sentir “admiración por el pueblo cubano por frenar la intromisión del imperio” pese a la polémiga surgida en ambas naciones.

En un documento presentado este miércoles, el cuerpo diplomático acusó a Aylwin de ser parte de un grupo “ilegal anticubano” que pretende la inestabilidad interna de la nación.

Asimismo, apuntó a la ex ministra de participar en una “grave provocación internacional” a través de gestiones necesarias para “concitar el repudio del pueblo, con el contubernio y financiamiento de políticos e instituciones extranjeras”.

Por su parte, Aylwin agradeció la “pronta y firme reacción de la Presidenta Michelle Bachelet de rechazar el impedimento de viajar a recibir un premio (en honor a su padre, el ex presidente Patricio Aylwin) a Cuba”.

/24horas

/gap