Ocurrió en una estación de servicio del barrio porteño de Saavedra, el hombre estaba desnudo y corría desesperado por la playa de estacionamiento.  Terminaron llamando al SAME para que lo asistiera.

Un hombre con sus facultades mentales visiblemente alteradas pidió ayuda a los gritos por un inconveniente que tuvo con un juguete sexual. Fue grabado y el hecho rapidamente se viralizó en Twitter.

El hecho ocurrió en una estación de servicio ubicada en la intersección de las calles Crisólogo Larralde y Ricardo Balbín del barrio porteño de Saavedra. Personal de la Policía de la Ciudad intentó calmar al hombre que, desnudo, sólo emitía quejidos y pedía que llamaran “al médico”.

En el segundo de los vídeos virales, se puede ver que personal del SAME atendió al sujeto, de unos 50 años, y lo asistió.

/gap