Contra todos los pronósticos de una elección estrecha, Sebastián Piñera resultó electo Presidente por segunda vez esta tarde, con un gran margen de diferencia de su contendor, Alejandro Guillier (54% contra 45%).

El presidente electo habló en el hotel Crowne Plaza, donde recibió el llamado de la Presidenta Michelle Bachelet y hasta donde llegó Guillier, quien aseguró que “va a haber una colaboración eficaz” con Piñera. “Cuando al Presidente le va bien a todos los chilenos les va bien”, agregó.

Guillier y Piñera hablaron dentro del hotel, donde el Presidente electo anunció que tiene “subrayado el programa de gobierno de Guillier” y que de espera hablar con el senador “con más calma y tranquilidad” de los puntos donde están de acuerdo.

Esos puntos, dijo, “tenemos que impulsarlos juntos y en los temas en que tenemos diferencia, discutirlas con espíritu republicano, como es la historia y tradición del país”.

Piñera sostuvo que a ambos los une “nuestro amor por Chile” y la voluntad de que “los más vulnerables y la clase media de Chile tengan una vida más plena y feliz (…) Chile necesita acuerdos más que enfrentamientos, diálogo y colaboración. Construir sobre roca, no sobre arena”.

Además de agradecer la llamada de la Presidenta, confesó que todo este proceso fue sorpresivo, pues en primera vuelta “tuvimos menos votos de los que creíamos y en la segunda obtuvimos más de los que creíamos”.

/gap