Héctor Mancilla se retiró del fútbol. Y lo hizo a lo grande. El delantero chileno vistió por última vez la camiseta de Tigres, el club donde su huella más importante en México, y cerró la puerta a su exitosa carrera. Una donde eso sí le quedaron algunas cuentas pendientes.

“En Chile nunca me reconocieron lo que hice en México”, lamentó el delantero en entrevista con El Mercurio. “No tuvo gran repercusión mi carrera, pero hice 125 goles en el fútbol altamente competitivo, pero lo que no me dieron allá, me lo dieron de sobra en México. En Chile muchos me criticaban, pero tengo la satisfacción de haber hecho muchas cosas fuera de la patria y eso nunca es fácil”.

Mancilla también cree que le quedó una cuenta con la selección. “Faltaron opciones y también un poco de continuidad. Me tocó una generación extraordinaria. Quizás en otro momento hubiera agarrado camiseta. Ese es el gran ‘pero’ que tengo en mi carrera. Me hubiera encantado estar en todas las convocatorias y demostrar con la camiseta roja toda mi capacidad. Pero no pude y eso es parte de la historia”.

Por último, el atacante que pasó por Huachipato y fue campeón en Colo Colo, sorprendió cuando le consultaron sobre en qué equipo le hubiese gustado jugar. “Me hubiera encantado jugar en la U. Toda mi familia era azul, mi papá, mis primos, y me hubiera fascinado cumplir el sueño de ellos, pero era difícil porque allá pagan cifras millonarias por extranjeros que no siempre son aporte y no reconocen mucho a los chilenos”.

Por Ignacio Soto Bascuñán