Pese a que ganó todos los premios y la Quinta rió a carcajadas, hubo varios que se molestaron con la rutina de la comediante Chiqui Aguayo por -en sus palabras- ser muy soez. Hubo otros a los que simplemente no les pareció nada de graciosa. Por ejemplo, al periodista deportivo y conductor en radio Sonar, Felipe Bianchi, no le gustó el número de humor y en su programa destrozó la rutina de la comediante. También criticó a quienes la defendieron alegando machismo.

A mi me parece que el show de ella fue malo, así de simple. Pero transformar eso en una defensa corporativa y decir ‘ay las mujeres, se volvieron locos porque dijeron garabatos’, no. El tema es que el show fue malo”, dijo Bianchi.

Ante los dichos de la comediante, que dijo que su habla coloquial que exhibió en Viña representa a la de la mayoría de los chilenos, Bianchi fue aún más tajante: “En mi casa ni mi papá, ni mi mamá, ni mi abuela ni mi abuelo se agarran a chuchadas. Y en muchas casas de Chile tampoco. A mi no me gusta cuando se dice que ‘todos los chilenos somos así’. No todos los chilenos son como tú, Chiqui Aguayo. Así como tú te ríes de la Francisca Silva o Carolina de Moras porque son rubias, altas, elegantes y cuicas y eso te produce humor, hay gente a la que tú le extrañas también porque no eres el común de la gente con la que uno se rodea”.

“No todos los chilenos son como Chiqui Aguayo. No todos son así, no todos son ordinarios, no todos hablan así, no todos son morenos. Los chilenos somos muy variados”, concluyó Bianchi.