Este jueves, Santiago Wanderers enfrentará a La Calera en el duelo de vuelta por la promoción, tras vencer en el primer partido por 1-0 en Quillota. Los caturros no se confían por la ventaja inicial y, antes del segundo encuentro, realizaron un trabajo especial en el Estadio Elías Figueroa.

“Fuimos a Playa Ancha y la hora y media que entrenamos estuvimos con los parlantes escuchando la hinchada de fondo. La idea era simular las condiciones más parecidas que se van a generar el jueves ante La Calera”, reveló el DT Nicolás Córdova.

“Lo que quisimos generar es que los jugadores se ayuden mucho. A mí ya casi se me había olvidado lo que no se escucha dentro de la cancha, eso es real. Es que uno por más que grite en la cancha se escucha muy poco y este trabajo de simulación me permitió establecer señas para que todo el conjunto entienda lo mismo”, agregó el estratega.

Un empate o una victoria aseguraría la permanencia de Wanderers en Primera División. “Las llaves son ida y vuelta y con un resultado tan parejo no hay nada cerrado. Tenemos una pequeña ventaja, pero se han visto muchas cosas en este tipo situaciones. No tomamos en consideración que vayamos ganando. Debemos jugar un partido muy firme, de mucha sustancia porque generalmente un gol te lo pueden hacer en cualquier situación”, indicó, finalmente, Córdova.

/gap