Ya estamos en el 2018 y el equipo del ex jefe de Estado trabaja a toda máquina en lo que serán los primeros días de su nuevo período al mando de La Moneda.

Al respecto, una de las decisiones que deberán zanjarse en el corto plazo en el comando del Presidente electo apunta a los nombres que compondrán el nuevo gabinete a partir de marzo. Sin embargo, hay otra decisión que también se está discutiendo, a nivel preliminar, en el círculo cercano de Piñera: las designaciones que deberá realizar en los distintos servicios del gobierno central.

Y es que si bien fuentes cercanas al equipo del próximo Presidente reconocen que antes de la definición de los titulares de los Servicios se concentrarán en la designación de los ministros de las distintas carteras, la ley que perfeccionó el Sistema de Alta Dirección Pública (ADP) faculta al jefe de Estado para que en los tres primeros meses de su mandato designe directamente -sin concurso público- y de manera subrogante un máximo de 12 cargos de primer nivel, por lo que, si bien aún no hay nombres definidos, ya partieron los primeros sondeos en este sentido.

La reforma a la ADP aprobada el año pasado facilita la instalación del nuevo gobierno al permitir al Presidente entrante nombrar directamente a una docena de jefes de servicio, quienes en todo caso deberán posteriormente cumplir y aprobar los requisitos del perfil de selección que fije el Consejo de Alta Dirección Pública.

La normativa eliminó la figura de los cargos transitorios y provisionales (TyP), privilegiando el criterio original del modelo -que aspiraba a que su aplicación fuera de carácter excepcional- al suprimir la figura de los ocupantes TyP de los cargos de ADP vacantes y estableció su reemplazo por los respectivos subrogantes legales, pudiendo ampliarse la subrogancia a altos directivos públicos de segundo nivel del mismo servicio.

Los servicios claves

De los más de 70 Servicios Públicos que son parte del Estado, algunos de los que se consideran claves para la futura administración son los del director del Servicio de Impuestos Internos (SII), el presidente de la Comisión de Mercado Financiero (CMF), el Instituto Nacional de Estadísticas (INE); la Fiscalía Nacional Económica (FNE), Aduanas, Tesorería General de la República (TGR), la Dirección del Trabajo (DT) y el Servicio Nacional de Capacitación y Empleo.

Respecto al SII, probablemente de los servicios más sensibles, cabe recordar que el cargo del actual director, Fernando Barraza, culmina oficialmente en agosto del próximo año, considerando que asumió en el mismo mes de 2015, tras la salida de Michel Jorratt. El propio director declaró a La Tercera en agosto pasado que no renunciaría en marzo tras el cambio de gobierno.

En tanto, en el caso de Carlos Pavez, presidente de la CMF -que reemplaza a la Superintendencia de Valores y Seguros- su período vence en marzo, considerando que encabezó durante todo este tiempo a la SVS que desaparece formalmente en enero.

Otras nominaciones que asoman significativas son las de fiscal Nacional Económico (FNE), cargo que ocupa Felipe Irarrázabal desde el primer mandato de Piñera, en abril de 2010, y también del Sence, servicio muy cuestionado por el comando de Piñera durante su campaña.

/gap