“No veo posibilidades de una coalición con el Partido Comunista”. Con esas palabras, la ex abanderada presidencial de la DC Carolina Goic abordó la noche del martes -en entrevista con Mega- el rumbo de la política de alianzas del partido una vez que finalice el gobierno de Michelle Bachelet.

Sus declaraciones se suman a las formuladas por el diputado Matías Walker, quien sostuvo que no veía “las condiciones para que en los próximos años se genere una nueva coalición política con el PC” y que el electorado del partido “se vio ahuyentado por la relación con el PC”.

En ese contexto, dirigentes de la denominada disidencia de la colectividad cuestionaron las declaraciones y advirtieron que no es conveniente para el partido instalar vetos y reticencias a priori para eventuales entendimientos, sobre todo tras la debacle electoral que sufrió la DC en las parlamentarias por competir en un pacto independiente del resto de la Nueva Mayoría.

“Pensar que la identidad democratacristiana tiene en su ADN el anticomunismo, obviamente es miope. Estas peleas internas y declaraciones públicas deben cesar si es que queremos, a lo menos, recomponer un clima que nos permita con mayor sobriedad conversar sobre el cómo nos ponemos de pie nuevamente como DC”, dijo ayer el subjefe de bancada, Gabriel Silber.
En esa línea, el diputado apuntó a las “malas decisiones partidarias, de tener un partido isla, que ha perdido diálogo con la sociedad, de entender que son las coaliciones las que gobiernan”.

Por su parte, el diputado Víctor Torres señaló que no es “lo más recomendable” adelantar juicios sobre el futuro del partido previo al debate de la junta nacional, fijada para el 27 y 28 de enero.

Será, precisamente, en ese evento partidario -la mayor instancia de resolución política de la DC- donde se deberá zanjar la política de alianzas y el lugar que ocupará la DC a partir del 11 de marzo, con Sebastián Piñera en La Moneda.

“Hacer juicios adelantados, sin todos los elementos sobre la mesa y sin que se pueda generar una discusión profunda de las distintas posturas que existen, no me parece lo más recomendable ni es este el momento indicado”, dijo Torres.

El histórico militante DC y subsecretario de la Segpres, Víctor Maldonado, también se mostró contrario a “vetar” a algún partido a priori. “Cuando uno toma lo lateral por lo principal, tiene un problema. El tema es de coalición, no es de un socio. Como nosotros no podríamos ser vetados, ningún otro puede partir vetando”, dijo. Agregó que “uno no empieza a discutir qué socios sí o que socios no: lo primero que debe preguntarse la DC es cuáles son los objetivos que tiene que tener esa coalición”.

Por su parte, el timonel del PC, Guillermo Teillier, dijo en entrevista con El Siglo que si bien “el anticomunismo” fue el leitmotiv de la campaña de la derecha y de algunos personeros de la DC, él no incluía a toda el partido en esa postura. Y agregó: “Hemos trabajado juntos con el grueso de la DC y es posible seguir concordando en objetivos comunes”.

/gap