Mourinho le da igual la Navidad. Otro año más, los trabajadores del Manchester United se verán perjudicados por la falta de espíritu navideño del técnico portugués. Según el periódico The SunMou ha decidido trasladar el entrenamiento del 25 de diciembre a Old Trafford.

Normalmente, las sesiones de entrenamiento tienen lugar en las instalaciones de Carrington. La decisión de Mourinho de cambiar de estadio repercutirá directamente sobre los trabajadores del United, ya que Old Trafford necesita un mayor número de efectivos del club para las labores de mantenimiento y seguridad y estos se quedarán ‘sin’ Día de Navidad.

Alrededor de 70 empleados, 50 más que si el entrenamiento se celebrara en Carrington, tendrán que dejarse de reuniones familiares e ir a trabajar el 25 de diciembre.

/gap