Juan Carlos Claret, vocero de los laicos de Osorno, anunció que realizarán protestas durante la visita del Papa Francisco a Chile, en enero próximo.”Cuando se anunció la visita, agotamos los canales institucionales para entregarle una carta, sin embargo nos cerraron las puertas, por lo que la única forma que nos queda es hacer llegar nuestro mensaje a través de protestas”.

Claret sostuvo que en más de una ocasión el Pontífice ha respaldado al obispo Juan Barros, a quien acusan de encubrimiento en el caso Karadima (Foto).”El Papa de voluntad propia trató el tema de Osorno y nos parece indolente su postura. Se equivoca y tiene que hacerse responsable de los costos que eso genera en Osorno, está actuando más como un jefe de estado que un jefe espiritual”, dijo.

El portavoz sostuvo que “el problema de Osorno no es solo de la Iglesia, sino que también de interés público, hay familias rotas y hay vidas en juego. Quien debe dar pie a un proceso de investigación es el obispo, pero ya en casi cuatro años él no tiene un juicio sobre la realidad. Hay un problema serio en Osorno y el Papa no ha querido colaborar”.

/gap