El Celta de Vigo logró una clasificación de infarto en la Europa League, luego de ganar por 2-0 al Shakhtar Donetsk y de haber perdido el partido de ida 1-0, por los dieciseisavos de final de la Europa League. Necesitó del alargue para imponerse por 0-2 y conseguir el boleto hacia los octavos de final.

De hecho, la escuadra de Eduardo Berizzo es el único equipo español que sigue con vida en el certamen, tras las eliminaciones del Athletic de Bilbao y del Villarreal, quien ayer le ganó a la Roma 1-0.

Pese a ser más que su rival en los segundos 45 minutos, en la última jugada alcanzaron el gol luego de un polémico penal. Se cobra una inexistente falta del golero Pyatov sobre John Guidetti, que transforma en gol Iago Aspas (90’+1’). Con el 1-1 global se fueron a la prórroga, y en el minuto 108 el argentino Gustavo Cabral le da la clasificación a los gallegos.

Pablo Hernández jugó los 120 minutos, mientras que Marcelo Díaz no jugó este compromiso y se quedó en el banco. El Celta se medirá en octavos con el Krasnodar ruso.