El jugador de Unión Española, Pablo Aránguiz, fue detenido por lanzar piedras contra un vehículo de Carabineros.

Anoche el volante de 20 años se encontraba en una cancha de baby fútbol ubicada en la calle Poema Veinte con Premio Nobel de Huechuraba junto a unos amigos bebiendo alcohol, cuando comenzaron a arrojar piedras y objetos contundentes a una patrulla que iba a un procedimiento de violencia intrafamiliar.

Los uniformados detuvieron a Aránguiz y a otras dos personas, quienes pasarán a control de detención por daño fiscal.

/gap