Luego de que la Corte de Apelaciones de Temuco resolviera la realización de un nuevo juicio oral en el marco del caso Luchsinger Mackay, tras la anulación de la sentencia que absolvió a los 11 acusados, el hijo del fallecido matrimonio se mostró conforme. 

Eso sí, Jorge Luchsinger hizo presente la necesidad de que en el nuevo procedimiento no exista ningún tipo de sesgo que intervenga en la determinación de los jueces.

“Lo que uno espera es imparcialidad y que el fallo sea bien fundamentado, que no haya contradicciones y que se respete el derecho no sólo de los imputados, sino que también de las víctimas”, dijo en contacto con CNN Chile.

Así, sostuvo que en su momento, cometieron un error al no pedir que uno de los jueces que falló en primera instancia se inhabilitara.

“Hoy la Corte acogió los argumentos que se entregaron y le da la razón a lo que indicaban nuestros abogados. Había contradicciones y eso hizo que se anulara el juicio. Ahora tenemos que tener el detalle de lo que fallaron  y ver cuáles son las contradicciones que hacen razonable un nuevo juicio”, comentó.

Sobre el trabajo que se realizó por parte del Ministerio Público en este caso, Luchsinger indicó que vio “todo el trabajo que se hizo desde el principio, pudo haberse hecho mejor, pero se tiene que tener en cuenta que los recursos son limitados”. 

/gap