El 31 de diciembre no es solo fue el último día del año sino que también aquél en el cual nos prometemos ser mejores personas proyectando toda una serie de cambios para el año nuevo que, en su mayoría, nunca ocurren.

Las resoluciones de año nuevo rara vez se cumplen y si deseas que las tuyas se hagan realidad tenemos para ti consejos elaborados por científicos para que de una vez por todas lo que prometiste a fines del año que termina se mantenga en el que se inicia.

De cada tres mil personas que se proponen lograr algo en el año que está por empezar, ya sea dejar de fumar, hacer ejercicio o bajar de peso, entre otras metas, solo el 12 % lo consigue, una cifra muy baja.

El psicólogo británico Richard Wiseman estudió la forma en que las personas elaboran sus metas para el año que viene y detectó una serie de errores tanto en la forma en que se plantean como también en el método para llevarlos a cabo encontrando formas de conseguir lo que buscamos sin rendirnos en la primera semana.

Una de las cosas más importantes está en escoger una meta y cómo planteársela. Para Wiseman el principal error es buscar cosas demasiado difíciles o vagas y que se basan exclusivamente en nuestra fuerza de voluntad.

  • Un buen propósito de año nuevo debe ser conseguible sin frustrarte al no ver resultados rápidos. Si quieres bajar de peso piensa en metas pequeñas como por ejemplo disminuir 3 kilos en los primeros dos meses del año. Si una meta se va cumpliendo por objetivos y no de una sola vez te mantendrá más concentrando el conseguirla gracias a pequeñas victorias.
  • Crea una lista de beneficios que te traerá el lograr lo que te propones. Si por ejemplo deseas dejar de fumar puedes calcular el dinero que vas a ahorrar, lugares a los que podrás asistir y en donde el cigarrillo está prohibido, etc.
  • No cometas el error de repetir un propósito en el que ya fracasaste, puedes volver a proponerlo con un planteamiento diferente. Un error común es escoger algo por moda y no por un fuerte interés personal.
  • Nunca te propongas más de una cosa a la vez. Si prometes bajar de peso, dejar de fumar y correr maratones más directo al fracaso antes de comenzar.
  • Ya sabemos cómo debe ser un propósito de año nuevo, pero de ahí a cumplirlo hay un largo camino que nos podría llevar a abandonar nuestro objetivo rápidamente. Por suerte existen trucos científicamente comprobados para ayudarte.
    • Lo primero es tener una red de apoyo. Lograr algo que te es difícil sin la ayuda de otros que motiven es más complicado. Cuéntale a tu familia y amigos de tu propósito y tenlos al tanto de tus progresos.
    • Mantén un registro de tus logros. El llevar un diario donde anotes tus progresos no importa lo pequeños que sean va a estimularte y darte fuerza para seguir. Si tu meta se divide en objetivos pequeños no está mal asignarle un pequeño premio a cada uno.
    • Si te caes no lo mires como un fracaso: Es imposible eliminar un mal hábito de la noche a la mañana. Si caíste en la tentación y fumaste o en las vacaciones comiste más de la cuenta siempre puedes volver a comenzar. Por tres pasos adelante que des, siempre vas a retroceder un poco.No seas parte de ese 88 % que se rinde y no sigue sus propósitos de año nuevo y los deja de lado la segunda semana de enero y para ello nada mejor que los consejos y trucos que los profesionales del área te dan.
      • /gap